Detalles originales para una boda

A menudo, o más bien, casi siempre, la principal atracción de una boda es la novia: la confección del vestido, las joyas, el velo, los zapatos… Pero detrás de la celebración de un evento de tal envergadura, se esconden millones de detalles, que, muchas veces e injustamente pasan desapercibidos.

Siempre he dicho que no soy un fotógrafo de corbatas y zapatos, sino uno que aprecia lo que muchas veces, los ojos no terminan de ver. Entiendo que por eso me dedico a la fotografía.

Me interesa todo de una boda y por supuesto valoro el papel de la novia como el principal, pero me gusta detenerme en todos los detalles, en apreciarlos, capturarlos y ver más allá de ellos. Y digo esto, porque parto del convencimiento de que los detalles de una celebración hablan por sí solos no solo de la personalidad de los contrayentes, sino de sus invitados y de la generosidad de las parejas por ofrecer lo mejor de sí mismos en un día tan especial.

Meseros personalizados, detalles hechos a mano, adornos florales, retratos de los familiares desaparecidos pero muy presentes. Detalles para todos los gustos: clásicos, vintage, modernos, desenfadados, divertidos, y siempre acordes y en armonía con los novios y con la celebración.

Valoro especialmente esos momentos en los que me quedo solo con mi cámara y veo las a través del visor la historias familiares de los protagonistas, sus gustos y el amor y la dedicación que han empleado en poner el broche de oro a la más que probable más importante celebración de sus vidas.

admin

No Comments

Post a Comment